A

ABANGARSE [a·ban·gá·se] : Alabear, combarse; torcerse o arquearse una cosa, inclinarse las ramas de un árbol por el peso de tanta fruta.

  • Abangao : Arqueado, combado. Hogaño, loh olivoh están abangaoh de tan cargaoh que están de acitunah..

ÁBATE [á·ba·te]: Casi, por poco, que faltó poco o estuvo muy cerca de suceder alguna cosa.

aballá
abejaruco
abombao
abotonao
abonar
abrepuño
abriero
abuja
abujero
abujón
abujonera
aburrirse
acarrear
aceitao
aceitera
acelerarse
acelga de monte
aceo
acerón
aceuche
achozao
achuchao
achuchón
acibarrao

ACINOJO [a·zi·nó·ho] : Hinojo, una planta umbelífera de sabor anisado. Échale acinojos a las castañas cuando las cuezas.

acinohal
acituna
acitunero
aclarón
acorde
adobo
adré
afilaera
afilalápices
afilón
afoto
agachaera
agachaparse
agalbao
agalbarse
agaligarse
agarraílla
agarrar
agonía
aguá
aguachirri
aguacil
aguaje
aguanieve
aguardo
aguelo
ahecho
ahilar
ahogailla
ahogar
ahoguina
ahutar
aiga
aijón
airazo
aire
airecino
aire de abajo
ajo porro
alagar
alante
albal
albardilla
albarillo
albeaca
albedrío
albendera
albendera
albentistate
albérchiga
albellana
albilla
albillar
albolaga
albolagar
albuhera
alcabuón
alcabuón real
alcagüete
alcagüetear
alcancil
alcandora
alcandorear
alcarabán
alcol
alcólico
aldefa
aldefera
alegría de la casa
aleluya
alfayate
algachofa
algachofa burriquera
algachofera
alicante
alicóptero
alilaya
alma
almadios
almerga
almidón
almohadón
almoarín
almóndiga
almorrana
almude
alpaca

ALPARCA [al·pá·ka] : Paca, fardo de paja o heno.

alperchín
alperchinera
alreor
alreores
alta
altamuz

ALVILLA [al·bí·ya] : Guisante.

alza!
amapola brabía
amargujear
amarrón

AMBOZÁ [am·bo·zá] : Ambuesta, porción de cosas sueltas que caben en el hueco de las dos manos juntas.

amigorro
amogonao
amogonar
amoto
amorillar
ancá
andacapadre
andancia
andé
angosto
angóstola
angüeho
anillar
anillo
anque
ansia
antepecho
anterrollo
antié
antiscal
antisco
añedío
añogal
añujarse
apar
aparejo
apartaor
apé
apercatarse
aperrearse
apitío
apón
apopar,
apotronarse
aprevenir
apuntar
aragón
arangután
arañón
araó
arao palo
archiperre
arbolaga
arco del Señor
ardevieja
ardisca
argalla
argallero
argamula
argatuna
argalla

ARGOLLA [ar·gó·ya] : Anilla de hierro colocada en la pared de la entrada de las casas para atar el cabresto de las bestias.

argollero
arguero
ariana
árnica
arraclán
arradio
arrascar
arrayar
arrayón
arreatar
arreate
arrebatón
arrebotina
arrebujar
arrebujarse
arrecoger
arrecostar
arrejuntarse
arremear
arrenuncio
arrengar
arrempujar
arrempujón
arretracar 5
arrellenarse
arrimaó
arrocinar
arroíto
artista
artillera
arvejaca
arvejón
arzar
asaúra
asentar
asina
asín
asolanao
asolapao
asomatraspón
asoplar
aspués
asqueroso
atacar
atajar
ataul
atencia
atenor
atentar
atentón
atontecío
atormentao
atorrullar
atolladal
atracar
atranquijo
atrocha
atroje
aujero

AUREOLA [au·re·ó·la] :  Laureola, planta de maceta.

avado

AVANZARSE [a·ban·zá·se]  : Abalanzarse; lanzarse, arrojarse bruscamente hacia algo o alguien. Se abanzó sobre él y lo cayó al suelo

ave
aventar
avetarda
avillarao
avisar
avillarao
ayuntar
azaar

AZAFATE [a·za·fá.te] :

azauche

Anuncios

B

BABATÉ [ba·ba·té] : Babero, prenda que se coloca sobre el pecho para no mancharse.

BABERO [ba·be·ro] : Vestido, prenda exterior femenina de una pieza.

BACALÓN [ba·ka·lón] : Breva, higo temprano.

BAGO [bá·go] :

  • baga:
  • los bagos:

BAGAZO [ba·gá·zo] :

BAGUJÓN [ba·gu·hón] :

BARRIL [ba·rrí]: Botijo.

BERRO [bé·rro] : Vulva, órgano genital de la mujer; coño, chocho. Planta comestible  de ligero sabor picante que se cría en los regatos.

BOLINDRE [bo·lín·dre] : Canica.

BOLLO [bó·yo] : Chichón; abolladura; Aceitao.

  • bollos de tortilla: Repápalos, porciones ovaladas a base de pan desmigajado con huevo que se fríen y cuecen.
  • día de los bollos:

BOQUERA [bo·ké·ra] : Rebete amarillo en la comisura del pico que tiene la cría de algunos pajarillos como el gorrión.

BOQUERÓN [bo·ke·rón] : Brocal del pozo: No te arrimes al boquerón del pozo, a si te se va a ir el cuerpo.- Gorrioncillo o pardalino con boqueras.

BUHARDA [bu·hár·da] : Chozo de piedra, construcción rural de piedra, panta circular y falsa cúpula para refugio a los pastores y campesinos.

BUJERO [bu·hé·ro] : Agujero.

C

CALAJANSÁ [ka·la·han.sá] : Majadería, estupidez.

CALAJANSO [ka·la·hán·so] : Estúpido, majadero, mentecato.

CANGA [kán·ga] : Yugo de la yunta de mulas.

CANGALLAS [kan·gá·yah] :

CANGO [kán·go] :  

CANUTO [ka·nú·to] : Tubo de hierro para avivar la lumbre soplando por él.

CARCAÑAL [kar·ka·ñá] :

CHAFANDIQUE [cha·fan·dí·ke] :

CHIFARRÁ [chi·fa·rrá] : Herida en el cuerpo y cicatriz consecuente.

CINTA [zín·ta] :  Línea de color que se pinta en el bajo de las paredes sin zócalo.

CINTAS [zín·tah] : Planta de maceta de hojas alargadas, cinta, malamadre, lazo de amor.

CINTILLO [zin·tí·yo] :

COGUTA [ko·gú·ta] : Cogujada, alondra que se distingue por un moño o cresta puntiaguda.

COLÁ [ko·lá] : Estancia o pieza posterior de la casa antes del corral y la cuadra donde se colocan aperos y aparejos.

COLETILLO [ko·le·tí·yo] : Justillo.

COLIO [kó·lio] : Cóleo, planta de maceta.

CORITO [ko·rí·to] : Natural de Feria. Propio de este pueblo.

CORUJA [co·rú·ha] : Lechuza, ave rapaz nocturna. Te gusta el aceite mas que a la corujas.

CULEBRA [ku·lé·bra] : Dulce navideño de almendra cuya figura imita a este reptil.

 

D

DEÍL [de·í] : Funda de cuero que se pone el segador en el dedo índice para protegerlo al segar con la hoz.

DESMINCIONAO [deh·min·zio.ná·o]:

E

ENDISPUÉS [en·dih·puéh]: Después.

ESCARRANCHAR(SE) [eh·ka·rran·chá·se] :

  • escarranchao : Abierto de piernas, a horcajadas. Iba tan campante escarranchao en el burro.
  • escarranchones :

ESCARRIONA [eh·ka·rrió·na]:

ESTERQUERA [eh·ter·ké·ra]: Estercolero en el corral de una casa.

ESTRAMPÍA [eh·tram·pí·a]: Trastada, estropicio.

  • salir de estrampía: Salir de estampida,  disparado, de repente, de forma precipitada.

ESTRUMPÍO [eh·trum·pí·o]: Estampido, explosíón.

ESTRUMPIR [eh·trum·pí]: Explotar, estallar.

F

FALDIQUERA [fal·di·ké·ra] : Faltriquera, bolsillo lateral del pantalón bajo la cintura.

FARRAGUA [fa·rrá·gua] : Desastrado, desaliñado en el vestir.

FARRONDÓN [fa·rron·dón] : Desconchón, caída de un trozo del enlucido de una pared.

FRIJÓN [fri·hón] : Alubia o judía blanca.

  • frijón verde : judía verde (v. GARRAPATO).

FRONCIA [frón·zia] : Brizna, filamento o parte muy fina y ligera de una planta o de otra cosa.

  • ni froncia : ni pizca, ni gota, nada.

G

GARBANCERA [gar·ban·cé·ra] : Garbanzo, planta a distinción de la semilla.

GARRAPATO [ga·rra·pá·to] : Judia verde, vaina.

GÜERO [gué·ro] : Huero, dicho del huevo que no empolla por no estar fecundado o se pierde en la incubación por falta de calor o por otra causa.  También se dice del ave que está empollando.

GÜEVO [gué·bo] : Huevo. Testículo

GÜEVÓN [gue·bón] :

M

MAGARZA [ma·gár·za] : Manzanilla borde o bastarda, planta silvestre de la familia de la margarita .

MAMONES [ma·mó·neh] : Maimones, sopa de pan con aceite, ajo y sal. A mi agüela le salen muy bien los mamones.

MECHUZO [me·chú·zo] : Desgreñado, con los cabellos llenos de greñas o mechones. A si te peinas que pareces una mechuza. También se dice lechuzo.

MENINES [me·ní·neh] : Flequillo,  fleco de cabellos que cae sobre la frente.

P

PEBA [pé·ba] : Pepita, simiente de algunas frutas como el melón y la pera. Borrachera, chispa, pea.

  • ser de la peba ancha :

PERRUNILLA [pe·rru·ní·ya] :

  • no estar perrunillero :

PILISTRA [pi·líh·tra] : Aspidistra, planta ornamental de interior.

PITERA [pi·té·ra] : Herida en la cabeza por golpe o pedrada.

R

RAFEAR [rra·fe·á] : Enfoscar, revocar, enlucir con una capa de argamasa una pared.

RAFERO [rra·fe·ro] : Cicatero, mezquino. Escaso, que escatima o hurta en el peso o en la medida al vender algo.

REFALAERA [rre·fa·la·é·ra]: Tobogán en un declive del terreno para deslizarse por él.

REGOTRAR [rre·go·trá] : Regoldar, eructar los gases del estómago.

REGÜETRO [rre·gué·tro] : Eructo, regüeldo. Habladuría, enredo, chisme, cuento de escaso interés y oportunidad.

RESCUALDERO [rreh·kual·dé·ro] :

RESCUALDO [rreh·kuál·do] : Rescoldo.

RETRACAR [rre·tra·ká]:

T

TEREMEÑO [te·re·mé·ño] : Firmeza, resistencia, aplomo; entereza física y moral. ¡Qué poco teremeño tienes, aguanta más! También se dice termeño.

TETA [té·ta] : Zoqueta de cuero con que protege el segador de los cortes de la hoz los dedos meñique, anular y corazón de la mano izquierda.

TRANCALLÁ [tran·ka·yá] : Zancada, paso largo.

TURRA [tú·rra] :

Z

ZANCAJO [zan·ká·ho]:

ZANGARRÓN [zan·ga·rrón] : Zancarrón,  hueso grande y descarnado.

ZORRÚO [zo·rrú·o]: Velloso, velludo, que tiene mucho vello en el cuerpo.

ZURRIAGO [zu·rriá·go]:

Diccionario Corito